Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

MAGNETOTERAPIA

La magnetoterapia o terapia magnética es una terapia consistente en la aplicación de campos magnéticos de frecuencia alta o baja y a una intensidad elevada para tratar diferentes patologías. La aplicación de la magnetoterapia se hace mediante unos imanes y es importante destacarla como una de las técnicas con menos efectos secundarios.

Para el tratamiento con magnetoterapia se aplican dos solenoides (electroimanes) en la articulación o zona a tratar. Cuando el electroimán es atravesado por una corriente eléctrica crea un campo magnético y transmite energía magnética.

La estimulación con magnetoterapia genera una vibración de los receptores magnéticos que hay dentro de las células. Esta a su vez genera una función de armonización dentro de la membrana celular, concretamente sobre la bomba sodio-potasio, prolongando a su vez cambios en la estructura iónica del tejido óseo (mejorando la calidad del hueso, o tejido a tratar).

Beneficios de la magnetoterapia

  • Estimula el metabolismo del calcio y del componente mineral del hueso.
  • Aumenta la vasodilatación en las zonas donde se aplica el estímulo magnético, mejorando la circulación de la sangre.
  • Actúa sobre los tejidos blandos, músculos, ligamentos, cápsulas articulares.
  • Provoca un efecto antiinflamatorio, debido a la liberación de las prostaglandilas (sustancias antiinflamatorias).
  • Produce un efecto analgésico, aunque no es inmediato.
  • Tiene un efecto hipotensor, disminuye la tensión arterial, ideal en aquellos que la tienen elevada.
  • Activa la regeneración en lesiones cutáneas, varicosas y ulcerosas.
  • Provoca efectos positivos sobre la musculatura lisa, por lo tanto genera mejoras en el aporte circulatorio en los órganos, las glándulas y las vísceras.
  • Produce mejoras en patologías del Sistema Nervioso, alteraciones digestivas, procesos asmáticos …
  • Favorece la relajación muscular y la del Sistema Nervioso, combatiendo el nerviosismo, la ansiedad, depresión, afectaciones emocionales...
  • La magnetoterapia tiene una función reguladora del metabolismo, acelerando los procesos curativos naturales.
  • La presencia de implantes dentales, prótesis o otros materiales metálicos no es una contraindicación para el uso de la magnetoterapia.

¿Qué dolencias podemos tratar con la ayuda de la magnetoterapia?

  • Artrosis de cadera (coxartrosis)
  • Artrosis de rodilla (gonartrosis)
  • Artrosis de la columna vertebral (espondiloartrosis, cervicoartrosis, lumbartrosis)
  • Problemas cervicales, dorsales, escapulares y lumbares
  • Hombros dolorosos
  • Reumatismos
  • Artritis reumatoide
  • Osteoporosis
  • Retraso en la consolidación de fracturas.
  • Condropatías rotulianas
  • Hernias discales
  • Sudeck o síndrome de dolor regional complejo o distrofia simpático refleja.

Cuándo no se puede aplicar magnetoterapia

  • No en mujeres embarazas.
  • No en el trayecto cardiaco de pacientes con cardiopatías diagnosticadas.
  • No en pacientes con marcapasos.
  • Evitar en lo posible el Sistema Nervioso Central.
  • No en procesos cancerígenos.
  • No de manera simultánea con otros tratamientos de electroterapia.
  • No en osteosíntesis recientes.