Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

FISIOTERAPIA DEPORTIVA

La fisioterapia deportiva, es una especialización de Fisioterapia, la cual va dirigida a todas aquellas personas que realizan una práctica deportiva de forma regular, ya sea dentro de una práctica básica, amateur, de élite y/o deportiva/salud.

La fisioterapia del deporte trata a deportistas que sufren alguna lesión o traumatismo, no necesariamente durante la práctica física. Este tipo de terapia es enfocada específicamente a ellos porque necesitan cuidados y tratamientos especiales diferentes a una persona sedentaria. Así mismo trabaja en la prevención de lesiones en todos los ámbitos deportivos.

La prevención, recuperación y readaptación son tres de los objetivos más importante que debe cumplir la fisioterapia deportiva. Resulta evidente, que para un deportista, el acortamiento de plazos de recuperación tras una lesión es de suma importancia, pero cabe destacar que el trabajo de mantenimiento y prevención en este tipo de pacientes es, si cabe, de mayor importancia.

En este caso, la función del Fisioterapeuta, será la aplicación del tratamiento mediante agentes físicos, como electroterapia, termoterapia (calor), de terapia manual, hidroterapia y ejercicios terapéuticos en diferentes técnicas especiales, para centrar sus objetivos, destinados exclusivamente a la recuperación y readaptación deportiva del paciente lesionado, y también tenemos un gran papel en la prevención de lesiones.

Dentro de la aplicación deportiva de la fisioterapia hay que incidir sobretodo en:

  • Realizar una práctica segura para todos.
  • Promocionar la salud individual y colectiva.
  • Prevención en grupos de riesgo.
  • Actividad física en condiciones de enfermedad o discapacidad.

¿Qué beneficios tendrá la fisioterapia preventiva en los pacientes?

Evitará al máximo el riesgo a lesionarse, mejorará su rendimiento deportivo puesto que tendrá una musculatura en las mejores condiciones posibles, aumentará la elasticidad muscular, mejorará su adaptación al esfuerzo, además de los ya sabidos efectos positivos sobre su estado anímico y psicológico.